Historia de la SAMFYR

Primera etapa

La entidad fue creada en el año 1934, a instancias del Dr. Octavio Fernández. Originariamente se llamó Asociación Médica de Kinesiología , y en la primera parte del acta de su fundación decía: “En la Ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a diecisiete días del mes de mayo de mil novecientos treinta y cuatro, siendo las doce horas, reunidas las personas que firman al pie, por iniciativa del Dr. Octavio C. Fernández y bajo su presidencia en la Sala Biblioteca del Club Universitario de Buenos Aires, en Asamblea Fundamental resuelven dejar constituida la Asociación Médica de Kinesiología, institución que tendrá por objeto promover el desarrollo de la kinesiología médica en sus aspectos científicos, prácticos y de divulgación... Firman: Dr. Octavio C. Fernández Godofredo Grasso, Dr. Ercilio Rodríguez, Dr. Manuel Terrizzano, Dr. Víctor Terrizzano, Dr. Arturo León López, Dr. Lorenzo Rivolta y Dr. Miguel Bordato”.
La nueva asociación inició sus actividades mediante conferencias del Prof. Fernández y de sus colegas y realizó su actividad científica en el transcurso de los quince años siguientes a través de sus iniciadores y de un grupo de médicos que fueron incorporándose sucesivamente, destacándose entre otros, a los Dres. Enrique Pietranera, Honorio Tolosa, Leonardo Perrusi, Diego Fernández Luna, Antonio Capurro, Rogelio Brouca, David M. Orlando, Félix García Rey, Luis La Madrid, Nicolás Anibaldi, José P. Regí, Ema Romeu, Juan M. Nágera, Arturo Terrizano, Norberto Giúdice, Ricardo Cervini, Ricardo Ravizzoli, Julio Mondría, Jorge S. Oliva, Ludovina Rochaix, Carmelo Paglilla, Guido Costa Bertani, Carlos De Incola, Juan Cuatrecasas, Juan Perez Rovira, José A. López, Augusto Covaro, Alberto Marque, Otón Rosemberg, Belisario Moreno y Amadeo Marano.
En algunas publicaciones se denominaba a la entidad, Asociación Médica Argentina de Kinesiología, lo cual fue cambiado a raíz de una nota enviada por la Asociación Médica Argentina (AMA), solicitando el retorno a la anterior denominación Asociación Médica de Kinesiología, para evitar las confusiones que era “preciso salvar reiteradamente”. Tal parecía que la AMA no sólo quería evitar confusiones, sino que su intención era demarcar claramente los límites entre ambas instituciones.
De la labor desarrollada en esta primera etapa de la institución merece destacarse:

1)

La creación de la revista de la entidad, en enero de 1939, con el nombre “Kinesiología”.

2) Congresos: Se llevaron a cabo dos. El primer congreso argentino de kinesiología se realizó en Buenos Aires en Diciembre de 1937 en dos salones de la Sociedad Científica Argentina. El II Congreso Argentino de Kinesiología realizado en noviembre de 1939, en el mismo lugar, superó al anterior por incluir la participación de otros países americanos y el acto inaugural estuvo a cargo del decano de la Facultad de Medicina, Prof. Dr. José Arce. Participaron en el mismo personalidades del país, de Uruguay y de Chile.
3)

Cursos libres: Para médicos y estudiantes de medicina, que se dictaron en la Facultad de Medicina y en el Hospital de Clínicas, estando a cargo de docentes de la Escuela de Kinesiología.

4)

Médicos Kinesiólogos: treinta y cinco médicos miembros de la asociación se inscribieron en el tercer año de kinesiología de la Facultad, recibiendo el título de Kinesiólogo.

5)

Conferencias: Se desarrollaron en gran número a cargo de miembros de la asociación y de invitados especiales, como los Dres. Frank Soler, Avelino Gutiérrez, José M. Jorge, Carlos Squirru, Renato Segré, y otros. Asimismo el profesor Dr. Octavio C. Fernández, representando a la asociación, dictó conferencias en el exterior: Montevideo y Santiago de Chile. Deben destacarse las conferencias radiales por intermedio de la Revista Oral de Ciencias Médicas, desde 1939 hasta 1942, también a cargo de docentes de la Escuela de Kinesiología encabezados por el maestro Fernández e invitados especiales como los doctores Mariano Barilari, Nicanor Palacios Costa, Juan Ramón Beltrán, M. Malfati, H. Stocker, etc.

6) Sesiones Científicas: Desde 1944 comenzaron en la Asociación Médica Argentina, alternando con otras realizadas en 1942, con la Sociedad de Cardiología; luego las que se llevaron a cabo en el ateneo de la cátedra de anatomía del Profesor J. Cirio, con el Prof. José M. Jorge en el Hospital Durand.
7) Reuniones conjuntas con otras sociedades científicas: Hubo varias, pero las más destacadas fueron las realizadas en 1942, con la Sociedad de Cardiología; luego las que se llevaron a cabo en el ateneo de la cátedra de anatomía del Prof. J. Cirio, con el Prof. L. Dellepiane y en los ateneos de la segunda y tercera cátedras de kinesiología a cargo de los profesores Víctor y Manuel Terrizano.
8) Representaciones: En el año 1948, el Dr. Nicolás Anibaldi viajó a los EEUU llevando la representación de la asociación, poniéndose en contacto con los dirigentes de “The International Society for the Welfare of the Cripples”, importante institución que luego se denominó “Sociedad Internacional para la rehabilitación de los lisiados”. Un tiempo antes, en 1942, también llevó la representación de la asociación, cuando el Dr. Anibaldi estuvo becado en Chile ante la Universidad de Santiago.
9) Miembros Honorarios y Correspondientes Extranjeros: La asociación en sus primeros años de existencia había nombrado miembros honorarios a los Dres.: M Westenhoffer (Berlín), W Knoll (Hamburgo), J. C. Mussio Fournier y V. Escardó y Anaya (Montevideo), José Arce, José M. Jorge, Frank Soler, y Enrique Romero Brest (Buenos Aires). En el año 1948 fueron nombrados miembros correspondientes extranjeros los Dres. Luis Bisquertt (Chile), Juan Farril (México), P Rivero Arrarte (Montevideo), Arnaldo Pedroso (San Pablo), José I Tirafa (Cuba), Frank Krusen (Rochester), Howard A. Rusk (New York), Henry Kessler (New Jersey), Pietro Farneti (Bolonia), Giussepe La Cava (Roma), Edgar Cyriax (Londres).
10) En los comienzos de 1949 la asociación enfatizó los estudios sobre Fisioterapia, intentando así completar los tratamientos puramente kinésicos. Por ese entonces, la Escuela de Kinesiología había incorporado ya esa disciplina.



Segunda etapa

Cambio de Orientación de la Especialidad
Abarcó el período comprendido entre el 25 de Octubre de 1949, día en que la asamblea extraordinaria a propuesta de la comisión directiva aprobó cambiar de denominación de Asociación Médica de Kinesiología, por el de Sociedad Argentina de Medicina Física y Rehabilitación, y el 2 de  Septiembre de 1963, día en que la sociedad se constituyó en sección de la Asociación Médica Argentina.
El cambio de nombre se debía fundamentalmente a la nueva orientación que iba adquiriendo la especialidad.
En otros países ya se hablaba de rehabilitación, como desembocadura de la Medicina Física que abarcaba las disciplinas que aplicaban estímulos físicos con fines de investigación, prevención, diagnóstico y tratamiento.


Antecedentes
Ya en el año 1943 se había hablado del “Trivio de la Kinesiología”, refiriéndose a la incorporación de la reeducación funcional como una rama de la especialidad, tan importante como hasta entonces eran la kinesiterapia y la kinefilaxia.
En 1948, el Dr. Nicolás Anibaldi dictó una conferencia en la cátedra de medicina social e higiene en la Facultad de Ciencias Médicas, tratando el tema de la rehabilitación. Habló sobre la situación en que se encontraban los Estados Unidos de Norteamérica, después de la segunda guerra mundial, la cantidad de inválidos que había en aquel país, y la necesidad de rehabilitarlos. Cuando definió a la rehabilitación, lo hizo citando al Dr. Howard A. Rusk, Profesor de Medicina Física y Rehabilitación de la Facultad de Medicina de Nueva York, quien decía: “Se entiende por Rehabilitación, el conjunto de procedimientos médico-terapéuticos que  tiene por fin reintegrar a la sociedad en su normalidad física, moral y completa readaptación social, a todo aquel que ha sido víctima de traumatismo o enfermedad”.
En la sesión científica realizada en la Asociación Médica Argentina, el 19 de Mayo de 1959, con motivo del XXV aniversario de la Sociedad Argentina de Medicina Física y Rehabilitación su entonces presidente, Dr. José A. Piqué, se refirió al Presente y Futuro de la Medicina Física y Rehabilitación. Habló de la rehabilitación como una importante rama de la Kinesiología, y como la tercera fase de la medicina.
Para definirla citó a K. Jamssen, estipulando así que rehabilitar era “poner a disposición del incapacitado, todos los recursos y servicios médicos, vocacionales, educativos y sociales que hacen posible que ellos se adapten a su incapacidad, desarrollen sus capacidades al máximo y encuentren un lugar en la sociedad, donde puedan vivir y trabajar en iguales términos que los seres normales”. El Dr. Piqué, propuso en aquella ocasión la conversión de los servicios de kinesiología existentes en aquel momento, en servicios de medicina física y rehabilitación.
Un par de años más tarde, comenzó a hablarse del médico fisiatra, a quien correspondía por definición, decidir la metodología de reeducación más conveniente en cada caso, conocer las enfermedades o los traumatismos generadores de invalidez; conocer también las secuelas y saber tratarlas, y podía brindar recursos útiles para el mejor desenvolvimiento del paciente.
El resto del equipo rehabilitador lo conformarían el kinesiólogo, el terapista ocupacional, el foniatra, el psicólogo, según la incapacidad presente en cada caso.

Actividades más relevantes de la segunda etapa
Sesiones científicas extraordinarias: merecen destacarse

La del 5 de diciembre de 1955 en honor al maestro Fernández con motivo de cumplir sus bodas de oro con la profesión, y de recibir el diploma de presidente honorario vitalicio de la sociedad, habiendo presentado trabajos en esa oportunidad los Dres. Manuel Terrizzano, Bismark Lucero, Víctor Terrizzano, Otón Rosemberg y Jaime Citrinovitz.

La del 26 de Abril de 1956, simposio sobre “Tratamiento de las secuelas de la poliomielitis mediante la terapia física”, que estuvo a cargo de los Dres. Nicolás Anibaldi, Bismark Lucero, José A. Piqué, Jorge S. Oliva y Carlos Khoury.


Sesiones de Ateneo
Se realizaron durante los años 1959 y 1960 en los siguientes lugares:

Servicio de Rehabilitación del Hospital de Niños (Jefe Dr. B Lucero); Instituto de Rehabilitación José Ingenieros, Departamento de Espásticos (Jefe Dr. Juan Ventura); Centro de Medicina Física y Rehabilitación de San Justo (Jefe DR, J S Oliva); Centro de Rehabilitación del Hospital Fiorito (Jefe Dr. Jaime Citrinovitz); ARENIL de Morón (Jefe Dr. Marcelo Fortunato); Centro de Rehabilitación Respiratoria del Hospital Muñiz (Jefe Dr. Raúl G. Coria). Se agrega  en 1962  otro en el Instituto del Quemado (Jefe Dr. Fortunato Benaim).

1955- El Prof. Dr. Octavio Fernández fue nombrado presidente honorario vitalicio. En la asamblea del 20 de octubre de 1955 el Prof. Dr. Octavio Fernández no aceptó la reelección como presidente de la entidad.
La nueva Comisión Directiva nombró como presidente a Nicolás Anibaldi.

1956- La epidemia de poliomielitis: Ese año se produjo una intensa conmoción en el país despertando el interés de la clase médica en especial.
La Sociedad Argentina de Medicina Física y Rehabilitación ofreció su colaboración al Ministerio de Asistencia Social y Salud Pública de la Nación. Ante el brote epidémico de poliomielitis se multiplicaron a lo largo del país centros de atención para este mal. El gobierno provisional destinó para este fin edificio e instalaciones de la ciudad infantil transformándolo en el Instituto de Rehabilitación dependiente de la “Comisión Nacional de Rehabilitación del Lisiado”.
Otro centro fue creado con este fin fue por ejemplo, el del Hospital Británico.


Tercera Etapa

Incorporación a la Asociación Médica Argentina
El 2 de Septiembre de 1963 la Sociedad Argentina de Medicina Física y Rehabilitación, bajo la presidencia del Dr. B. Lucero, fue aceptada como sección de la AMA, presidida entonces por el Dr. Humberto Ruggiero.
La sociedad convocó entonces a todos los especializados para que aportaran sus conocimientos y experiencias en beneficio de los lisiados.
Es dable transcribir algunas editoriales que encabezaron varios números de la revista de la sociedad, en las que se podía leer la indignación primero, y la gratitud de sus miembros después, hacia las resoluciones que tomaba la AMA.
Editorial del año 1959, revista número 69-70: “…Pues bien, la Sociedad Argentina de Medicina Física y Rehabilitación, entidad fundadora de la Federación Internacional de Medicina Física (con asiento en Londres), ha solicitado tres veces, sin éxito hasta el presente, ingresar a la Asociación Médica Argentina en calidad de Sección. En la última su pedido fue postergado “sine die…”. Vale decir que pueden existir dentro de la AMA secciones como la Sociedad de Broncoesofagoscopía, la Sociedad para el estudio de la Esterilidad, etc., pero no tiene cabida la Sociedad Argentina de Medicina Física y Rehabilitación, cultora de una importante especialidad médica, con un respaldo científico y moral de 25 años de actuación. La postura adoptada por la entidad rectora de la actividad médica en el país, está en pugna con la actual corriente médica mundial, incurriendo sus autoridades en un serio error de apreciación, pues no podemos creer que sea por carencia de información.
En homenaje a la ciencia médica argentina, esperamos una pronta y saludable rectificación”.
Editorial del año 1962, número 75 de la revista: “…Muchos gobiernos de provincia han reconocido a la especialidad y la han incorporado a la carrera médica asistencial. La Ciudad de Buenos Aires acaba de hacerlo. Sólo queda la Asociación Médica Argentina, que tras de varias negativas, no acuerda aún a darle la categoría de especialidad dentro de su seno. Es de esperar que en un futuro próximo la reconozca…”
Hasta que las editoriales de la revista número 77-78 del año 1963, se titularon “Un reconocimiento científico merecido”: “…El plausible gesto de la Asociación Médica Argentina, que recién se produce después de dos lustros de incesante brega doctrinaria y esclarecedora, nace del concepto moderno y progresista de sus actuales dirigentes que han comprendido plenamente el alto cometido humano y social que cumple la vieja pero remozada disciplina fisioterápica…”
Publicación del reglamento general de la SAMFYR. (Sociedad Argentina de Medicina Física y Rehabilitación): En los números 81 y 82 de la revista de la Sociedad, se publicó el mencionado reglamento, aprobado por las autoridades de la Asociación Médica Argentina. En su artículo segundo se enunciaron los fines de la sociedad, quedando explicitados de la siguiente forma: “a) contribuir al progreso de la Medicina Física y Rehabilitación de los minorizados, realizando todos los trabajos que a ese objeto puedan concurrir; b) propender al establecimiento de filiales, capítulos y sub-secciones en el interior del país; c) publicar trabajos de interés científico y práctico; d) propender a la formación de centros de enseñanza especializada para médicos; e) auspiciar el establecimiento de relaciones científicas con entidades similares del país y del extranjero”.

Institucional | Autoridades | Reglamento del Médico Fisiatra | Estatuto de la SAMFYR | Contacto
Sub-Comisiones SAMFYR | Convenios | Padrón de socios | Maestros de la Fisiatría | Médicos en Formación | Actividad Científica | Agenda de Congresos | Agenda Cursos y Jornadas | SAMFYR informa | SAMFYR difunde | Centros Formación Médicos Fisiatras | Sociedades provinciales | Capítulos | Mapa Nacional de la Fisiatría | Publicaciones | Bolsa de trabajo | Links de interés | Info para pacientes